menu

SÍGUENOS EN

Facebook Twitter Youtube

NOTICIAS

Preciado, el mejor del año

Diciembre 4, 2015 - 09:23

La cantera del Deportivo Cali y toda la institución Verdiblanca siguen dando noticias positivas.

 

Además de la salida constante de jugadores y su proyección en el panorama internacional, ahora llega el premio ‘Altius’ que concede anualmente el Comité Olímpico Colombiano al mejor deportista en cada disciplina. Y en este 2015 ese premio recayó en Hárold Preciado, el goleador tumaqueño que ‘nació’ futbolísticamente en las divisiones menores del Deportivo Cali.

 

Carrera ascendente

Hárold Preciado fue uno de esos jóvenes entusiastas y emocionados que en noviembre del año 2012 dio la vuelta olímpica en el Estadio de Palmaseca en la final del Campeonato Sub 20. Ese día el Cali venció 3-1 a Nacional y se coronó campeón. Casi todos buscaban a Luis Alfonso Hurtado, Hárrison Mojica y Miguel Ángel Murillo, mientras que Preciado celebraba, pero no era tan buscado por la prensa.

 

Sin embargo el profesor Héctor Cárdenas, quien sabía de sus condiciones, lo tuvo en cuenta en el equipo profesional al año siguiente. Le dio la oportunidad y poco a poco fue madurando.

 

Esa ‘madurez’ la fue cristalizando el año pasado en el equipo Jaguares de Córdoba donde se convirtió en goleador y fue la mano derecha del profesor Alberto Suárez para la obtención del título.

 

Con el equipo cordobés, Preciado anotó 21 goles en el Torneo y 1 en Copa, aclarando que estuvo lesionado al comienzo del segundo semestre y que por ello no jugó todos los partidos.

 

Pero esos goles con Jaguares no pasaron inadvertidos para el profesor Fernando ‘Pecoso’ Castro quien llegó al Cali en diciembre y de una dijo que el primer jugador que tendría sería el tumaqueño Preciado.

 

Esa noticia llenó de motivación al jugador que sabía que tendría que luchar mucho por ganarse el puesto, pero que también confiaba en sus condiciones para alcanzar esa meta.

 

Consolidación

Haber conseguido 22 goles con la camiseta de un equipo del Torneo Águila, en su primer año como profesional (Aunque debutó en 2013, pero con pocos minutos), era algo que parecía difícil de igualar y más cuando daba el salto a la primera división.

 

Pero Preciado tuvo la bendición del ‘Pecoso’ quien le entregó la titularidad en su primer partido, precisamente ante su antiguo equipo, Jaguares.

 

Ya en el segundo juego, frente a Equidad, Hárold Preciado celebró su primer gol en la primera división. Y a partir de allí se destapó y al final quedó como escolta de Fernando Uribe en la tabla de goleadores. El tumaqueño sumó en el primer torneo 13 goles en Liga y 1 en Copa.

 

En la Liga Águila I, Preciado actuó en los 26 partidos del Cali y sumó 2253 minutos siendo el jugador que más actuó. Por Copa alcanzó a jugar 364 minutos.

 

En el segundo torneo de este año, Preciado ha seguido con la misma regularidad. De los 21 partidos que ha disputado el Cali, el goleador tumaqueño ha estado en 19. Se perdió la primera fecha porque debía estaba suspendido desde el primer torneo por acumulación de amarillas. Y no estuvo en la 5ª fecha, ante Alianza Petrolera, porque el equipo principal no viajó a Barrancabermeja. Ha jugado 1759 en este torneo.

 

En total en este semestre, Preciado lleva 12 goles y aún sigue luchando por el rótulo de goleador, detrás de Jefferson Duque.

 

Pero si miramos los goles anotados en el año, Preciado es el máximo artillero colombiano con 26 goles en 49 partidos (45 de Liga y 4 de Copa).

Y solo tiene 21 años.

 

Por ello el Comité Olímpico Colombiano, ante postulación de la Federación Colombiana de Fútbol, lo distinguió con el Premio Altius a lo mejor de lo Nuestro, en este caso el fútbol.

 

Y para fortuna de nuestra selección sub23 de fútbol, estará con el equipo colombiano en la serie ante Estados Unidos por un cupo a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

 

Así lo dijo el técnico de la selección, Carlos ‘Piscis’ Restrepo quien lo tiene como uno de los fijos para esa serie en la que nuestro país buscará regresar, en fútbol, a unos Juegos Olímpicos a los cuales no se asiste desde Barcelona en 1992.